Artículo de interés

Había una vez un pequeño, que deseaba que todo su mundo estuviera rodeado de amor y de personas queridas, mas sin embargo con los años comprende que el verdadero amor es el que se tiene por uno mismo y por los demás.

Sobre el ego y la desaparicion del universo.

Cuando uno esta mas cercano a separar a su espíritu, de lo que es el cuerpo y la mente, es cuando el ego se trata de interponer entre la meta del ser y finalmente lo que seria la desilusion del ego y todo lo que confundimos con la realidad.

En la experiencia budista, los tres son causa y efecto de todo lo demás. En otras palabras, el alma, el cuerpo y la mente se requieren unos a los otros para existir. Y es en la desilusión de la mente y del cuerpo al morir, que también el sueño de que nuestra alma es un ente aparte, se disuelve.

No se sí está de acuerdo con esta filosofía, porque me gusta la idea de que existe una parte mia, el alma, que sobrevive al proceso de desilusión final y que persigue por los siglos. También me gusta la idea de que existe un ser supremo y no nada mas un solo ente que sueña y solo seamos uno solo, pero también se que eso es lo que le gustaría pensar a mi ego asi que no me hago ilusiones vanas.

Al final del día qué significa esto. Lo que significa es que cada uno de nosotros llevamos nuestras prácticas de meditación y de oración hasta los límites de los que lleguen a ser “nuestros límites o creencias”, se nos hace muy difícil y hasta confuso llegar a pensar más allá de ellos.

Cabe mencionar que para buda, era mejor que el practicante llegara solo a meditar sobre cosas como a ellos mismos les hacía sentido. En otras palabras, no había ningún beneficio en exponer al estudiante a algo sobre  lo que ellos no pudieran tener referencia alguna, algo que estuviera demasiado alejado de sus capacidades y por ende, que se pudieran beneficiar de la acción de pensar en ellas.

Es por eso que cada día, en meditación y en la oración, hay que dejar un pequeño espacio para que el espíritu nos deslumbre, que nos despierte del sueño que preferimos seguir viviendo y extender un poco nuestro conocimientos mas profundos. Eso puede llegar a ser un poco incomodo, sobre todo al tratarse de cosas que suceden sin premeditación y que sean espontáneos, pero con el tiempo, uno mejora y se siente “aliviado” de ciertas ideas con las que cargamos, que simplemente, no son ciertas.